Los nanogeneradores pueden convertir nuestras venas en centrales eléctricas

La gente ha estado utilizando la poderosa energía del agua durante miles de años. Utilizando los principios físicos de las centrales hidroeléctricas, un grupo de investigadores chinos de la Universidad de Fudan ha desarrollado un pequeño generador que puede instalarse dentro de los grandes vasos sanguíneos de una persona y generar electricidad a partir del flujo sanguíneo.

En 2011, los científicos suizos ya desarrollaron pequeñas turbinas que teóricamente podrían colocarse dentro de las venas y generar pequeñas cantidades de electricidad. Sin embargo, tenían un serio inconveniente: como obstáculo artificial, las microturbinas podían provocar la formación de coágulos sanguíneos.

El desarrollo de científicos chinos es un nuevo tipo de dispositivo eléctrico que genera electricidad utilizando una matriz ordenada de nanotubos de carbono envueltos alrededor de un núcleo de polímero. El dispositivo se denominó "nanogenerador de líquido similar a una fibra" - FFNG.

Aún no está claro cuánta energía podrá generar, sin embargo, según sus creadores, el FFNG tendrá una tasa de conversión de energía de alrededor del 20%. Los científicos ya han realizado experimentos exitosos con ranas. En el futuro, FFNG puede convertirse en una fuente de energía para dispositivos médicos implantados en el cuerpo humano.